Actualidad

Fallece el Dr. Francisco Carreño, figura clave de ASISA-Lavinia

El Dr. Carreño fue presidente de ASISA-Lavinia entre 1980 y 2003 y lideró la consolidación de la compañía y la creación de un Grupo Hospitalario propio
27 julio, 2017 Ningún comentario..
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Fallece el Dr. Francisco Carreño, figura clave de ASISA-Lavinia
El Dr. Francisco Carreño fue presidente de Lavinia-ASISA entre 1980 y 2003.

El pasado 8 de mayo falleció en Málaga el Dr. Francisco Carreño Castilla, presidente de honor de ASISA-Lavinia.  El Dr. Carreño fue discípulo aventajado y compañero inseparable del Dr. José Espriu, fundador del cooperativismo sanitario español. Junto a él, impulsó el desarrollo de esta modalidad de asistencia sanitaria basada en la capacidad autoorganizativa de profesionales sanitarios y pacientes, sin intermediarios, a través de Lavinia, la mayor cooperativa médica española, accionista única de ASISA.

El Dr. Carreño nació en Adra (Almería), el 14 de agosto de 1934. Hijo de Francisco Carreño Fernández, que entonces gestionaba la fundición de San Andrés de Adra, el Dr. Carreño siempre mantuvo un fuerte vínculo con su tierra natal, pese a que muy joven fue a estudiar a la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada. Allí se licenció y especializó en Medicina Interna, disciplina que ejercería durante décadas y que más adelante compaginó con la gestión sanitaria.

Encuentro con el Dr. Espriu

Tras una breve estancia en Madrid, el Dr. Francisco Carreño se trasladó a Málaga para ejercer su profesión. Allí coincidió con su hermano, el Dr. José Carreño, especialista en Urología, con quien compartía su pasión por la medicina, y trabajó en el Hospital Carlos Haya. El Dr. Francisco Carreño mantuvo a lo largo de toda su vida profesional una fuerte visión empresarial y se implicó en el desarrollo del Igualatorio de Málaga. Esta implicación fue la que llevó a conocer al Dr. Espriu, que a finales de los 70 recorría España para poner en marcha su idea: que los médicos españoles tuvieran una compañía de seguros propia que les permitiera ejercer la medicina sin intermediarios entre ellos y sus pacientes.

Tras conocerse en Málaga, el Dr. Carreño se convirtió en el primer y más convencido discípulo del Dr. Espriu, con quien estableció una relación muy estrecha, tanto en lo personal como en lo profesional, donde ambos se complementaban a la perfección: el idealismo del Dr. Espriu se materializaba gracias al sentido práctico del Dr. Carreño.

Con el Dr. Carreño, ASISA consolidó su modelo de reinversión del beneficio

En 1980, el Dr. Carreño fue elegido presidente de ASISA, una compañía por entonces muy pequeña pero que supo comprometerse desde el principio con el desarrollo del mutualismo administrativo y rápidamente creció hasta superar el millón de asegurados bajo su presidencia. Convencido de la necesidad de ser competitivos en un mercado sanitario complejo, mantuvo como gran prioridad la profesionalización de ASISA y el desarrollo de herramientas de gestión que permitieran compaginar los principios fundacionales de ASISA-Lavinia con el crecimiento y la inversión.

El Dr. Carreño junto al actual presidente de ASISA, Dr. Francisco Ivorra.

Bajo el mandato del Dr. Carreño, ASISA consolidó su apuesta por reinvertir los beneficios para mejorar la calidad asistencial y la red de infraestructuras con la que los médicos contaban para atender a los asegurados. Este modelo permitió desarrollar fuertes inversiones en equipamiento, tecnología y el desarrollo de nuevos servicios. Además, esa misma filosofía fue la que le llevó a apostar por el desarrollo de una red hospitalaria propia mediante la compra de algunos centros y la construcción de otros, creando el germen de lo que hoy es el Grupo Hospitalario HLA, el mayor propiedad de una aseguradora. Su objetivo era garantizar la calidad de la asistencia que reciben los asegurados y, a la vez, mejorar las condiciones laborales de los profesionales sanitarios, otra de sus grandes preocupaciones como gestor sanitario.

El Dr. Carreño junto al fundador de Lavinia-ASISA, Dr. José Espriu.

El Dr. Francisco Carreño estaba firmemente convencido de la necesidad de contar con médicos bien formados y retribuidos y con pacientes que pudieran decidir libremente sobre el médico que les atendiera. Esa era la esencia del cooperativismo sanitario que defendía y de ahí su empeño en fomentar esta fórmula. Por ello, promovió la constitución de la Fundación Espriu, de la que fue vicepresidente desde 1989 y presidente entre 1996 y 2000, con el objetivo de mantener y promover el desarrollo del cooperativismo sanitario y reconocer la memoria de su fundador. Al frente de la Fundación impulsó la internacionalización del cooperativismo sanitario y la creación de la Organización Internacional de Cooperativas Sanitarias (IHCO).

Aficionado al mus y a la caza de la perdiz con reclamo, el Dr. Carreño dejó la presidencia de ASISA-Lavinia en 2003, cuando pasó a ser presidente de honor. Como reconocimiento a su labor, ASISA ha impulsado la creación junto a la Universidad Miguel Hernández de Alicante de la Cátedra Entorno Inclusivo Dr. Francisco Carreño, que cada año premia las mejores prácticas para fomentar la integración de las personas con discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>