Consejos saludables

Los niños y la tecnología, manual de uso

Educar a los más pequeños en el uso de los aparatos electrónicos es esencial para garantizar su correcto desarrollo físico y psicológico y evitar el desarrollo de hábitos negativos para su salud
4 enero, 2019 Ningún comentario..
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Los niños y la tecnología, manual de uso

Las nuevas generaciones son nativos digitales: no conciben el mundo sin internet, teléfonos móviles, tablets o redes sociales; utilizan varios dispositivos a la vez; y la tecnología es su principal nexo de conexión con los demás. Y todo esto ocurre prácticamente desde que nacen. Sin embargo, cada vez es más frecuente que padres y educadores se hagan una pregunta: ¿cómo debe gestionarse la relación entre los niños y los instrumentos electrónicos?

Hoy en día, los más pequeños de la casa dedican su tiempo de ocio a entretenerse con aparatos electrónicos, lo que empobrece su vida social, limita su contacto con la naturaleza y promueve el sedentarismo, aumentando las probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad. Del mismo modo, cuando los niños pasan demasiado tiempo conectados a diferentes dispositivos electrónicos, funciones como el raciocinio, la memoria y el control de impulsos se empiezan a deteriorar.

Además, el abuso de estas herramientas está provocando un aumento de las dolencias relacionadas con la vista. “Cuando estamos mirando algo fijamente disminuye el parpadeo hasta en un 40%, esto implica la alteración de la película lagrimal con la consiguiente distorsión en la visión aparte de producirse un síndrome de ojo seco. Por otro lado, el hecho de mirar algo cercano durante mucho tiempo hace que nuestro ojo se quede fijo en visión cercana con lo cual los músculos que realizan estas maniobras pueden llegar a producir espasmos con alteración en la visión” afirma el Dr. José Luis Rodríguez Prats, subdirector médico de la Unidad de Oftalmología de HLA Perpetuo Socorro – Oftalvist.

Frente a esta situación, es necesario enseñar a los niños a hacer un buen uso de los dispositivos digitales y animarles a realizar actividades al aire libre que impliquen realizar actividades con otros niños. Además, es recomendable vigilar el uso que le dan a los dispositivos ya que pueden ser víctimas de un problema de ciberdependencia, garantizar que las aplicaciones y juegos que utilizan son adecuados a la edad del niño, limitar su uso y evitarlo justo antes de dormir.

Sin pantallas antes de los 18 meses y no más de una hora antes de los 5 años

La Academia Americana de Pediatría (AAP) ha publicado unas recomendaciones para padres y madres sobre el uso de pantallas y medios tecnológicos por parte de los niños. En ellas advierte de que en algunos casos el uso de aparatos electrónicos es tan intenso que afecta negativamente al desarrollo psicomotor de los niños y a su desarrollo social y emocional.

Para hacer frente a esta situación, la APP recomienda evitar todo lo que se pueda la exposición de los bebés de hasta 18 meses a las pantallas y, hasta los 24 meses, imitar el acceso solo a contenidos y juegos de alta calidad y siempre acompañando a los niños para garantizar que comprenden lo que ven.

Entre los 2 y los 5 años, la APP aboga por limitar el uso de dispositivos electrónicos a una hora al día y acompañar siempre al niño para ayudarle a entender los contenidos. A partir de los 6 años, es imprescindible establecer normas de uso que integren los dispositivos con el resto de actividades, manteniendo tiempo libre de pantallas, como la hora de la comida, o espacios sin aparatos electrónicos, como las habitaciones.

Algunas voces, como Seth Godin, uno de los especialistas en marketing más reconocidos a nivel mundial, empiezan a advertir del efecto que tiene la tecnología como factor de desigualdad social. Godin apunta que cada vez más familias utilizan la tecnología como elemento barato para entretener a sus hijos, que se convierten en “zombies digitales con una necesidad constante de estimulación” frente a niños que desarrollan otras habilidades gracias a que tienen acceso a la lectura, el contacto con otras personas, los juegos de construcción o simplemente “a la capacidad de aburrirse”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>