Quién es quién
El dr. Eduard Gratacós es uno de los especialistas en cirugía fetal más respetados en el mundo. Asesor científico de Transmural Biotech, analiza en esta entrevista las claves de su especialidad y del futuro de la medicina.

“La medicina personalizada, predictiva y no invasiva es el futuro”

22 abril, 2019 Ningún comentario..
“La medicina personalizada, predictiva y no invasiva es el futuro”

El Dr. Eduard Gratacós es jefe de Servicio de Medicina Materno-Fetal del Hospital Clínic-Hospital Sant Joan de Deu (Barcelona) y uno de los líderes mundiales en esta especialidad. Colabora con Transmural Biotech, participada por ASISA, en el desarrollo de nuevos productos y técnicas que impulsen la medicina fetal y faciliten la personalización de los diagnósticos y tratamientos.

¿En qué nivel de desarrollo se encuentran la medicina y la cirugía fetal en España?

Creo que podemos decir sin ninguna duda que entre los más avanzados del mundo.

En muchas ocasiones repite que “la salud comienza antes de nacer”. ¿Cómo determinan las condiciones fetales nuestro desarrollo futuro?

La vida prenatal es un momento clave de la vida. En ocasiones hay problemas graves que necesitan una intervención médica muy especializada. En otras ocasiones, por suerte la mayoría, los problemas son de menor gravedad. Pero tienen una repercusión a largo plazo. Esto es así porque la vida prenatal es una fase de gran importancia para la programación de muchos de los aspectos importantes del funcionamiento de nuestro organismo, como el desarrollo cerebral, la salud cardiovascular o el metabolismo, entre otros.

Si el ambiente intrauterino es adverso (como sucede en un feto con problemas de crecimiento o con prematuridad), el organismo se adapta a la nueva situación. Para hacer esta adaptación, que necesita para sobrevivir, se “reprograma” de una forma diferente. Estos cambios son sutiles pero hacen que el organismo funcione diferente y en muchos casos esto se traduce en una mayor susceptibilidad para problemas de salud. Por ejemplo, una falta de nutrientes lleva a un retraso de crecimiento fetal, el corazón fetal debe trabajar con menos energía y para ello se reprograma. Pero estos cambios persistirán de por vida, harán que más tarde en la vida sea un corazón con más susceptibilidad a los estresantes cardiovasculares como el sobrepeso, el tabaco o la hipertensión.

¿Es la medicina fetal el primer paso de la medicina personalizada?

Es un primer paso clave, porque muchos de los problemas que se producen en vida fetal no son verdaderas enfermedades, sino una mayor susceptibilidad a enfermedades. Esta desviación es muy sutil y cada vez tenemos más pruebas de que si se interviene en el principio de la vida, sea antes de nacer o en los primeros años, se pueden revertir en gran medida o incluso totalmente.

¿Qué factores determinan que se realice una cirugía fetal?

Deben ser problemas muy graves que supondrían la muerte o una incapacidad muy grave. La cirugía fetal es una técnica de gran complejidad que necesariamente conlleva riesgos.

¿Cómo se realiza una cirugía fetal?

La práctica totalidad de los casos se realizan mediante fetoscopia, es decir, mediante el uso de instrumentos endoscópicos muy finos que permiten acceder al feto con una mínima agresión a la madre.

¿Qué impacto tiene el desarrollo tecnológico en el campo de la medicina fetal?

Es crítico. Sin los avances tecnológicos en endoscopia y ecografía de los años 80 y 90 no habríamos podido nunca realizar las técnicas actuales. En este momento, diversos grupos en el mundo estamos realizando un importante esfuerzo para desarrollar una segunda generación de instrumentos que hagan posible nuevas operaciones.

“La vida prenatal es un momento clave de la vida y hay problemas fetales que requieren una intervención”

¿Hay suficiente capacidad investigadora en este ámbito?

No, porque es un campo con poca salida comercial y lamentablemente este es un factor que acaba determinando la inversión en tecnología. En cualquier caso, gracias a diversos proyectos públicos y privados en los últimos años se han realizado avances muy notables.

Por ejemplo, en España, y gracias a la ayuda de la Fundación Cellex, estamos concluyendo un gran proyecto de más de 5 millones de euros que nos ha permitido realizar grandes avances en guiado tridimensional, robótica y nuevos biomateriales, entre otros.

¿En qué proyectos trabaja?

En entender mejor cómo sucede la programación fetal y en cómo la podemos tratar, en desarrollar la nueva generación de técnicas de cirugía fetal y en desarrollar la placenta artificial en España.

¿Qué es Quantus? ¿Qué ventaja aporta para los médicos y los pacientes?

Se trata de tecnologías basadas en la inteligencia artificial. Una idea que tuvimos y desarrollamos en nuestro grupo desde hace ya 12 años y que finalmente se demostró como algo no solo posible, sino que en este momento se comercializa como un producto. Quantus mide el riesgo de problemas pulmonares por inmadurez en un prematuro. Da una información muy importante que hace posible planificar mejor el parto y saber si es necesario dar corticoides a un bebé prematuro tardío antes de nacer.

Todo ello sólo con una ecografía. Es una información que hasta hace pocos años necesitaba un análisis en el líquido amniótico y, por tanto, una amniocentesis en la madre. En los últimos años hemos colaborado con Transmural Biotech, la compañía que comercializa Quantus, para el desarrollo de otra idea de nuestro grupo, que es utilizar Quantus para analizar el cuello del útero y predecir el riesgo de prematuridad a mitad de embarazo. Los resultados iniciales, que se publicarán en breve, sugieren que se podría duplicar la capacidad actual con esta tecnología, lo cual significa miles de casos al año.

¿Existe mercado para este tipo de productos?

A diferencia de la cirugía fetal, que afortunadamente es un campo muy limitado porque hay pocos casos afectos anualmente, productos que realizan medicina personalizada y predictiva y de forma no invasiva, son el futuro de la medicina maternofetal y de la medicina en general. Por tanto, existe no sólo una necesidad sino un mercado.

“La implicación de ASISA ha sido de gran valor para la medicina y para la sociedad en general”

¿Cómo valora la implicación del Grupo ASISA en el desarrollo de este campo tan específico de la medicina?

ASISA ha sido un actor clave en la supervivencia de Transmural Biotech, una ‘spin off’ del Hospital Clínic y la Universidad de Barcelona, que en este momento tiene ya vida propia y totalmente desvinculada de las instituciones que la promovieron. En este sentido, creo que ha jugado un papel visionario al ayudar al desarrollo de tecnologías que, si bien tienen mercado, generan un retorno normalmente muy a largo plazo.

Se trata de iniciativas por desgracia todavía poco comunes en nuestro país y, por este motivo, considero que la implicación de ASISA ha sido de gran valor para la medicina y para la sociedad en general. Me gustaría que sirviese de ejemplo para animar a otras grandes compañías y empresas a entender la importancia para el bienestar de un país de que el sector empresarial se implique de la forma que puede hacerlo, es decir con una financiación responsable e implicada, en la resolución de los problemas de salud de su sociedad, cosa que a fin de cuentas es lo que hace la investigación biomédica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>